Termina el Laboratorio de Innovación Ciudadana con soluciones concretas

Concluye el Laboratorio Iberoamericano de Innovación Ciudadana LABICCO, espacio de encuentro de 120 personas de 15 países que, durante 2 semanas, trabajaron colaborativamente en 11 proyectos sociales para la inclusión de poblaciones vulnerables.

lab

Después de dos semanas completas y de más de cien personas prototipando proyectos sociales concretos e innovadores, hoy, con la presentación pública de los proyectos, terminó en Cartagena, Colombia, el 3er Laboratorio Iberoamericano de Innovación Ciudadana (LABICCO), organizado por SEGIB en el marco de la XXV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno.

Fueron quince días de trabajo intenso durante los cuales se llevaron a cabo charlas, mesas de trabajo y diversos talleres, al igual que la implementación de los proyectos propuestos inicialmente por once iberoamericanos, y desarrollados finalmente por más de cien, provenientes de 15 países.

14711631_1469788723035353_2558193618593833926_oDigitalizar una lengua indígena para ayudar a más de 7000 Wounaans a expresarse; crear “Kitum”, un KIT humanitario que a través de una web con infografías y otras herramientas busca orientar la participación ciudadana en la gestión de emergencias ante desastres naturales; o incluso, concebir “Ciudad Mía”, un proyecto de señalética inclusiva en las ciudades a partir de un cemento conductivo y un nuevo sistema de codificación para personas con discapacidad, son sólo algunas de las soluciones implementadas por los participantes en el Lab, en la búsqueda de la inclusión de poblaciones vulnerables.

Estos laboratorios son el único espacio organizado desde un organismo internacional para la innovación ciudadana abierta, colaborativa y en contacto directo con las comunidades, donde la ciudadanía no solo demanda soluciones, ¡también las crea!

Durante el acto de cierre, se contó con la presencia de la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan, quien destacó que “en la SEGIB nos sentimos orgullosos de ser pioneros en este ámbito. Nuestro trabajo demuestra que los organismos internacionales y la gente pueden dialogar uno a uno. Que las instituciones, incluso instituciones regionales, pueden escuchar a la ciudadanía, empoderarla y trabajar directamente con ella”.

Ver todos los temas