Oporto 1998

Foto de familia de la VIII Cumbre Iberoamericana Oporto 1998

Descripción

La VIII Cumbre, celebrada en octubre de 1998, tuvo por tema central las cuestiones relacionadas con la globalización y la integración regional iberoamericana.

Los mandatarios constataron que el fenómeno de la globalización en su ámbito económico se caracteriza principalmente por la intensificación de los intercambios comerciales y de los flujos financieros, por la multiplicación de los esfuerzos de liberalización comercial y de integración económica, por la mundialización de los mercados y por la segmentación e internacionalización de la producción.

En tal contexto, reiteraron que la actuación de los gobiernos iberoamericanos debe tener como objetivos la búsqueda de la justicia social, la elevación de los niveles de bienestar de las sociedades, la promoción de las políticas de apoyo a los sectores más vulnerables y el refuerzo de la cooperación internacional.

En materia de cooperación, se enfatizó en la necesidad de prestar especial atención a la educación y la salud, y se constató positivamente la multiplicación de las reuniones, encuentros e iniciativas realizadas por los actores iberoamericanos, así como los progresos en el desarrollo de los programas en ejecución, aprobados por las Cumbres precedentes.

En un deseo explícito de impulsar la cooperación Iberoamericana existente y hacerla más ágil y eficaz, se decidió crear la Secretaría de Cooperación Iberoamericana (SECIB), cuya estructura y funcionamiento se propondría a los Responsables de Cooperación y Coordinadores Iberoamericanos para su consideración en la IX Cumbre.

Específicamente, analizaron, entre otros, los siguientes apartados:
  • El fenómeno de la globalización en su ámbito económico y la transformación de los métodos de producción.
  • La necesidad de adecuar el sistema financiero internacional a la nueva realidad de la globalización.
  • El problema de las drogas.
  • La necesidad del cumplimiento de los principios y normas del Derecho Internacional por todos los países.
  • El aspecto social del proceso de integración regional: la cooperación en cultura y educación.
En la VIII Conferencia, los Jefes de Estado y de Gobierno reunidos en Oporto, hicieron, entre otras, las siguientes declaraciones:
  • Reafirmaron su compromiso de fortalecer el espacio cultural iberoamericano que resulta de la existencia del patrimonio histórico, étnico, lingüístico y sociológico común.
  • Destacaron la necesidad de adecuar el sistema financiero internacional a la nueva realidad de los mercados para evitar, en el corto plazo, una recesión mundial y mayores implicaciones negativas en las economías de la región, poniendo en riesgo más de una década de reformas estructurales.
  • Reiteraron su propósito de continuar manteniendo políticas económicas y financieras sanas en sus países.
  • Exhortaron a los organismos financieros y a la comunidad internacional a adoptar urgentemente medidas más eficaces que propicien la estabilidad y la transparencia de los mercados, condición indispensable para el crecimiento económico sobre bases duraderas de todos los Estados Miembros.
  • Reconocieron el carácter dinámico y creciente de la globalización y de la integración regional como procesos complementarios que pueden favorecer un sistema multilateral de comercio libre, no discriminatorio y transparente. En este contexto, apelaron al cumplimiento integral de los acuerdos asumidos en el ámbito de la Ronda Uruguay.
  • Destacaron las ventajas de profundizar la cooperación entre América Latina y la Unión Europea y preconizaron una dinamización de los procesos de negociación entre ambas regiones que condujera a acuerdos concretos en los múltiples aspectos de la relación entre ambas regiones.
  • Celebraron los acuerdos de procedimiento alcanzados entre Ecuador y Perú para resolver pacíficamente sus diferencias.
En cuanto a los asuntos de la cooperación Iberoamericana, los mandatarios:
  • Reafirmaron el papel central de la cooperación, en un mundo en progresiva globalización e integración regional, como eje de consolidación del crecimiento económico sostenido, del desarrollo sostenible y del refuerzo de los lazos unificadores teniendo como base la identidad iberoamericana.
  • Consideraron que es importante incentivar la participación de todos los ciudadanos en la vida de las comunidades nacionales e invitarlos a contribuir activamente en todo el proceso de cooperación, desde la definición de prioridades hasta la formulación, ejecución y evaluación de los programas y proyectos.
  • Constataron con satisfacción los progresos en el desarrollo de los nueve programas aprobados por anteriores Cumbres, con especial referencia a aquellos que se consagran a la educación y formación de recursos humanos y los dirigidos a sectores sociales más necesitados, como son:
  • Televisión Educativa Iberoamericana– TEI
  • Programa de Cooperación en el Desarrollo de Programas de Doctorado y en la Dirección de Tesis Doctorales – MUTIS
  • Alfabetización y Educación Básica de Adultos – PAEBA
  • Programa de Cooperación Científica y Tecnológica – CYTED
  • Programa Centro de Desarrollo Estratégico Urbano – CIDEU
  • Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de la América Latina y del Caribe– Fondo Indígena.
  • Programa de Cooperación para el Desarrollo de Sistemas Nacionales de Evaluación de la Calidad Educativa.
  • Programa de Cooperación en el Área de Formación Profesional – IBERFOP.
  • Programa de Modernización de las Administraciones de Educación – IBERMADE.
  • Confirmaron su interés en desarrollar un espacio cultural iberoamericano, a través, entre otros, del apoyo a las industrias culturales de los Estados Miembros para que puedan actuar en un mercado cercano a quinientos millones de personas de habla portuguesa y castellana.
  • Afirmaron que la cooperación iberoamericana debe tener como ejes principales de acción la difusión de las lenguas y cultura que comparten, la profundización en la interacción y el conocimiento mutuo de sus sociedades, y el fortalecimiento de sus instituciones.
  • Acordaron la creación de una Secretaría de Cooperación, cuya estructura y modalidades de funcionamiento sería propuesta por los Responsables de Cooperación y Coordinadores Iberoamericanos y presentada para su consideración en el transcurso de la IX Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de La Habana, Cuba.
Asimismo, hicieron suyas las conclusiones, declaraciones y decisiones de las Reuniones Sectoriales siguientes:
  • VIII Conferencia Iberoamericana de Ministros de Educación sobre «Globalización, Sociedad del Conocimiento y Educación»;
  • XI Conferencia de Ministros de Justicia de los Países Iberoamericanos sobre «Cooperación Jurídica entre los Países Miembros, Protección de los Derechos Humanos, Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Arbitraje»;
  • III Foro Iberoamericano de Ministros de Agricultura sobre «Agricultura: Desarrollo Rural, Ambiente y Cooperación Interregional»;
  • I Conferencia Iberoamericana de Ministros de Administración Pública y Reforma del Estado sobre «La Reforma del Estado y la Modernización de la Administración Pública»;
  • IX Conferencia Iberoamericana de Ministros de la Juventud sobre «Derechos de los Jóvenes – Un compromiso para todos»;
  • IV Encuentro Iberoamericano de Ministras y Responsables de la Política de las Mujeres;
  • VI Conferencia Científica Iberoamericana sobre «Ciencia Global e Intereses Locales»;
  • III Encuentro Iberoamericano de Ministros de Obras Públicas y Transportes sobre «Las Nuevas Soluciones para el Planeamiento de los Transportes, la Intermodalidad y el Transporte Combinado, las Nuevas Tecnologías y el Mejoramiento de los Sistemas de Transporte y Globalización y Cooperación Interregional»;
  • Reunión de Defensores del Pueblo Iberoamericanos;
  • Seminario Euro-Iberoamericano sobre “La Cooperación en las Políticas sobre las Drogas y la Farmacodependencia”, promovido por el Presidente de la República Portuguesa, en colaboración con el Gobierno Portugués y con el apoyo de la Comisión Europea y del Observatorio Europeo de las Drogas;
  • Reunión Ministerial Iberoamericana sobre Pequeñas y Medianas Empresas – «El Papel de los Poderes Públicos en el Apoyo a las PYMES en un contexto de Globalización Económica».

En la octava Conferencia iberoamericana, los Jefes de Estado y Gobierno debatieron las cuestiones relacionadas con los desafíos de la globalización y la integración regional, su impacto en las relaciones internacionales y las estrategias a seguir en lo que se refiere a la cooperación iberoamericana.